Centro de Estudios Anticorrupción

Introducción


La prevención de la corrupción mediante instrumentos legales parece vivir en nuestro país un tiempo de profundos cambios. Por un lado, el impacto que han tenido los escándalos de corrupción que involucraron a grandes firmas como Enron, Siemens, Parmalat y World-Com comienza a notarse varios años después a partir de una incipiente expansión de las medidas autorregulatorias, de control y de investigación en las empresas argentinas. Este proceso se ha endurecido todavía más a partir de la introducción de la responsabilidad penal de las personas jurídicas y de la diseminación de los deberes de vigilancia que incumben a buena parte de los órganos societarios.

Por otro lado, también la atención sobre la corrupción que afecta estrictamente al sector público parece haber virado. En los últimos tiempos comienza a verse cada vez con mayor fuerza que la corrupción pública no aparece reflejada exclusivamente en el aumento injustificado del patrimonio de políticos, sino también en otras cuestiones que afectan aún más directamente a la ciudadanía, como el tráfico de drogas y la trata de personas. En este contexto, comienza a advertirse que el fortalecimiento de las instituciones políticas es un tema prioritario en la agenda ciudadana y que para ello es fundamental la prevención de la corrupción.

Los principales agentes de nuestro sistema (v. gr. consultoras, O.N.G.’s, fundaciones) que se han abocado a esta problemática están enfocados prioritariamente en ofrecer a sus destinatarios información y capacitación acerca de los marcos regulatorios y los estándares internacionales implicados en el fenómeno de la corrupción. Sin embargo, se observan todavía notables limitaciones para diagnosticar satisfactoriamente todos los problemas jurídicos que afectan al sector público y privado, como así también para ofrecer verdaderas soluciones.

En este contexto, y en consonancia con la vocación de servicio a la comunidad que caracteriza a la Universidad, proponemos la creación del Centro de Estudios en Anticorrupción. Con ello, pretendemos aportar herramientas útiles a empresas y a organismos públicos para mejorar los procesos de control y disminuir los riesgos de incurrir en prácticas no transparentes. En este sentido, se aspira a que la producción de conocimiento del Centro sirva para diagnosticar mejor las fallas institucionales y operativas que favorecen la corrupción y para adoptar medidas eficientes para su prevención.